Técnicas de ventas

En el momento de empezar con nuestro negocio tenemos que hacernos a la idea que no será un camino de rosas, sino que tendremos muchos altibajos, momentos en los que nuestras ventas e ingresos saldrán despedidos, como también otros, en los que no nos sentiremos tan afortunados. Lo ideal es conocer las diferentes técnicas de ventas que existen e ir poniéndolas en uso según la empresa que tengamos, como también empezar a relanzar aquellas que teníamos sin darle el mayor provecho para conseguir que estos altibajos no sean tan notables y la tendencia siempre sea la de ganar y mejorar tu negocio.

Técnicas de venta directa

Se suele decir que la venta directa es una de las más agresivas del mercado, conociéndose como Face to Face en el mercado internacional. Esta técnica consiste en abordar a una persona, ya sea en la calle o en un centro comercial para vender un producto o un servicio. Es muy posible que te los hayas encontrado y lo que se intenta es crear un pequeño vínculo con el consumidor para lograr sus datos y de esta manera, realizarle una oferta mucho más interesante cuando todo esté más tranquilo.

Es posible que estas ventas también se den en el propio domicilio de los clientes, visitando puerta por puerta a cada uno de ellos, dándose a conocer y mostrando los beneficios de la empresa. Como puedes ver, toda esta actividad se realiza fuera del local o de la tienda. Según los especialistas en el sector, es una de las técnicas que más éxito tienen sobre todo cuando hay crisis, debiéndose, según estudios a que se trata de una técnica de venta muy cercana al consumidor y que ataca directamente a los sentimientos y emociones de la persona.

En esta estrategia, lo importante es que los vendedores sean personas cercanas, con carisma, con ganas de trabajar y muy optimistas. El cierre de la venta es muy complicado, ya que son muchos con los que se habla, pero muy pocos los que finalmente se deciden a contratar, por lo que hay que contar con este punto.

Técnicas de venta telefónica

Otra de las técnicas más utilizadas en el mundo del marketing es la venta telefónica. Se trata de un canal en el que se ahorrarán mucho los costes de publicidad, como también de venta, aunque suelen ser los más complicados de conseguir, ya que, por lo general, son pocos los que se prestan a atender este tipo de llamadas, colgando el teléfono una vez que han descubierto que se trata de una venta por teléfono, o simplemente no le interesa el producto o servicio que se le ofrece por este medio.

Lo importante en esta estrategia es que trates al cliente de una forma modélica y con mucha sensibilidad. Unos buenos días, una voz alegre o simplemente decir tu propio nombre, o preguntarle el nombre a la hora persona conseguirá que pueda crearse un lazo entre las dos personas en las que se pueda hablar mejor de lo que se vende.

Como se suele decir, el tiempo es oro, y en esta técnica, lo es. Vas a tener escasos segundos para conseguir que la persona que te escucha se queda al otro lado o simplemente desiste. Tienes que ser hábil y buscar exactamente lo que necesita el cliente para poder ofrecerle unos servicios que él requiere y no al contrario.

Técnicas de venta en tienda

Una de las más conocidas y llevadas a cabo desde la antigüedad es la venta en tienda. Puede parecer una técnica muy sencilla y que tendrá sobre todo su importancia en los productos que vas a vender, pero esto no es del todo cierto, puesto que tu actitud frente al cliente es muy importante y en ocasiones, determinante.

Es esencial que los productos o servicios que ofreces al consumidor estén buen expuestos y de cara al público, si quieres vender bien un artículo, de nada te servirá tenerlo detrás del mostrador o escondido a la espera que te pregunten. Aprende a sonreír en todo momento. Una sonrisa, un trato cercano, una conversación siempre conseguirá que la otra persona se sienta cómoda, aunque en ocasiones es preferible guardar las distancias, ya que un acercamiento excesivo puede provocar la huida de la tienda.

Técnicas de venta de seguros

Se dice que los vendedores de seguros están hechos de otra pasta, ya que tienen que aguantar muchos rechazos para lograr cerrar antes un seguro que le aporte beneficios. Para trabajar en este sector, es muy importante sobre todo el tener mucha autoestima,< carisma y optimismo, ya que no será fácil captar a la clientela.

Entre los puntos más importantes se encuentra el hecho de ofrecerle al cliente un seguro a su medida. No puedes entrar de lleno en los beneficios que tiene tal o cual seguro, sino que tienes que vendérselo como si este seguro se hubiera hecho específicamente para él. De esta manera es el cliente el que piensa que necesita de verdad dicho servicio y empezará a informarse más sobre él. Es esencial que la persona se sienta respaldada y con tranquilidad, y eso lo conseguirás con tu manera de actuar.

Técnicas de venta comercial

Para terminar, están las técnicas centradas en la venta de un comercial. Estos ayudarán a decidir a los clientes a comprar un producto, citándole todo lo que puede hacer por ellos, asesorándoles para conseguir uno u otro. Los comerciales van a defender un producto y consiguen mostrar a la clientela todas las ventajas que tendrán una vez adquirido. El producto pocas veces tiene fallos, sino que vemos cualquier punto como una ventaja. No podremos vender nunca las características de un modelo, sino más bien todo lo que hará o será capaz de ofrecernos, sin cifras ni números ni prestaciones.

El cliente tiene que ver que el producto es lo que estaba buscando, pero tampoco de una manera muy agresiva, puesto que, si esto ocurre, puede pensar que nos lo está vendiendo “demasiado bonito” y que puede que guarde gato encerrado por algún lugar. Para eso, tenemos que conseguir ser naturales, pero sabiendo que es lo que queremos y qué busca nuestro cliente.