Cuánto cuesta montar una tienda online

Cuánto cuesta montar una tienda online

Es más habitual cada día que una tienda física o un nuevo emprendedor quiera montar una tienda online. Pero son muchas las preguntas que se suelen hacer al respecto, desde si merece la pena, si se gana realmente dinero, y cuánto cuesta montar una e-commerce. Aquí vamos a intentar aclarar todas estas dudas o preguntas para que, cuando termines de leer, tengas claro qué necesitas para que tu tienda online comience a rodar.

Cuánto cuesta montar una tienda online

Esta es una pregunta bastante directa, pero su respuesta cuenta con muchos matices diferentes que debemos de ir desgranando para dar con un resultado final que englobe todo lo que quieres saber de este modelo de venta que se está volviendo viral en los últimos años.

Crear una tienda online básica, te va a costar muy poco, ya que existen muchos servicios que te dan la posibilidad de empezar gratis o con costes muy bajos, sin embargo, estamos hablando de eso, de que será una tienda básica y que, por lo tanto, no tendrá tantas ganancias como esperas. Para tener una tienda online que realmente vaya a vender y que consiga con el tiempo éxito y mucha clientela, hace falta invertir en ella, de la misma manera que harías una inversión en una tienda física, teniendo buenos productos y bien presentados en sus estanterías, una decoración del establecimiento, entre otros apartados como la publicidad del comercio.

Tienes que saber que cuando tenemos una tienda online, el hecho de crearla y tenerla operativa no te va a garantizar que alguien vaya a visitar tu portal y empezará a comprarte. Tienes que crear una estructura un plan de marketing digital para conseguir potenciar las ventas y mejorar el aspecto de tu e-commerce, y todo esto tendrá un valor que tendremos que tener en cuenta en la creación de la misma.

Dentro de los costes tendrás que añadir ciertos apartados que vemos esenciales para que no solo tengas tu tienda online montada y operativa, sino también para que te dé ganancias.

Dominio y hosting

Empezamos por lo más básico y además esencial para tener tu tienda que son el dominio y el hosting. Respecto a este tema encontrarás muchos tipos de hostings diferentes, algunos más caros y otros más baratos, teniendo que decantarte por aquellos que te ofrecen los recursos que va a necesitar tu tienda online, ya que de nada te va a servir contratar los hostings más caros si muchas de las funciones no te servirán para nada. Cuando hablamos del dominio, tienes que estudiarlo bien, pero suele costar más barato e incluirse en algunos casos, en el precio del hosting, aunque deberás de elegirlo bien. El precio de todo esto puede rondar desde los 100 euros hasta los 200, según el plan o tarifa que prefieras.

Diseño y programación web

El siguiente paso consiste en el diseño y en la programación que va a hacer que la web o tienda online vaya a funcionar correctamente. En este apartado es cierto que puedes encargarte tú mismo, aunque tendrías seguramente algunos problemas al respecto, ya que requiere unos conocimientos avanzados en lenguaje de programación y diseño web para que nada falle, pudiendo ir el e-commerce perfectamente, sin fallos ni caídas. La opción más recomendable es que consigas hacerte con los servicios de una empresa dedicada a esto, aunque tienes que saber que es una de las partes más caras, puesto el presupuesto podría subir a unos 2000 o 3000 euros aproximadamente. Ahora sí, tienes que saber que cuando terminen, tu tienda tendrá la apariencia que tú has buscado, sin errores. Existen otros medios en los que el coste puede reducirse a la mitad o incluso menos, pero a veces estos no dan el resultado deseado y tendrás más que un fallo, debiendo de solucionarlo por uno mismo o teniendo que poner parches para que vuelva a ir bien.

Posicionamiento SEO

Una vez que tienes la página montada, con todos tus productos, necesitarás optimizarla para que pueda colocarse en una buena posición dentro de los buscadores. Esto se consigue con el posicionamiento SEO. Para ello lo aconsejable es que contrates a un experto o a una agencia SEO que se encargue de todas estas estrategias, como el análisis de las keywords que debes añadir a tu portal, como también mejorar la presencia de la página con definiciones más elaboradas y contenido de calidad que le darán un aspecto mucho más profesional. Cuando hablamos de un servicio profesional, nos referimos a una media de 500 euros por este trabajo, algo que deberás de pagar de manera periódica. Puede parecerte mucho y que en un primer momento no te va a servir, pero con el paso del tiempo, más a medio plazo, los resultados saltan por sí solos.

Generación de Tráfico

El siguiente paso consistirá en generar tráfico hacia tu tienda online, algo esencial ya que, sin estos clientes en potencia, nada conseguirás. Con la gestión de una agencia SEO posiblemente los usuarios vayan llegando poco a poco a tu página y con el paso del tiempo este vaya aumentando cuando adquieras más visibilidad en la red. Se trata de un proceso que, como todo, va de menos a más. Para potenciar el aumento de tráfico, también puedes invertir en publicidad en internet, pero no debes hacerlo como si nada, por lo que necesitarás una estrategia clara, ya que estarías entonces tirando el dinero.

Marketing de contenidos y redes sociales

Llegando casi al final, nos encontramos con el marketing digital, en el que incluimos los contenidos y las redes sociales, ambos son extremadamente importantes para nuestro negocio y gracias a estas plataformas conseguirás un tráfico directo hacia tu tienda, con una gran probabilidad de que se conviertan en clientes. Según la calidad de los contenidos de los artículos que adquieras te podrá costar más barato o más caro, aunque deberás de invertir en este aspecto para lograr unos resultados a medio plazo.

Fidelización de los clientes

Por último, para cuantificar el coste de una tienda online al completo, tendrás que tener pensado el gasto en fidelización de los clientes que vas teniendo, ya que si estos se convierten en recurrentes, podrán recomendarte y lograr más ganancias de ellos que de clientes nuevos. Las campañas de publicidad para hacer que estos usuarios sigan comprando, o ciertos regalos de marketing podrán serte útiles, pero también requerirá un gasto extra que variará según lo que quieras dar.