Marketing emocional

Marketing emocional

¿Te gustaría conocer en qué consiste el marketing emocional y cómo aprender a implementarlo? Entonces sigue leyendo porque en este artículo te explicamos qué es concretamente el marketing emocional y cómo lo puedes utilizar en tu empresa o negocio para conseguir llegar a muchas más personas y posicionarte mejor en el mercado.

Qué es el marketing emocional

Sin duda todos sabemos que aunque los seres humanos tenemos una parte racional en la mayoría de casos son las emociones lo que nos mueve. Por todo ello no es de extrañar que el marketing se haya interesado por las emociones para conseguir elaborar un tipo de estrategias especialmente destinadas a provocar emociones en los clientes o potenciales clientes de las diferentes marcas a fin de lograr crear un vínculo con ellos. Es por ello que el marketing emocional no es otra cosa que un tipo de marketing que las marcas o empresas utilizan elaborando estrategias muy cuidadas para conseguir crear un vínculo emocional con sus consumidores, clientes, usuarios o potenciales clientes. El objetivo principal es conseguir que los clientes se sientan partícipes o vinculados con la marca para finalmente conseguir fidelizarlos.

Acciones de marketing emocional

En la actualidad casi todas las marcas y empresas que de verdad cuidan su comunicación y marketing han implementado o están implementando ahora mismo diferentes estrategias de marketing emocional para conseguir llegar a los clientes.

A la hora de elaborar y llevar a cabo diferentes acciones de marketing emocional sin duda resulta clave saber qué sentimientos y emociones son los que se quieren despertar en los clientes y cómo se va a vincular esto con el nuevo producto o con la firma en concreto. A partir de aquí se pueden crear acciones muy originales como la que realizó la popular casa de apuestas Bwin quien, al finalizar algunos partidos de fútbol dejó en un gran número de coches que estaban mal estacionados una “receta”. Los propietarios, al salir del estadio y regresar a sus vehículos pensaron que se trataba de multas de tráfico, pero no era otra cosa que publicidad de esta casa de apuestas que supo aprovechar al máximo el momento para realizar una acción brutal.

Y es que principalmente en esto consiste el marketing emocional, en intentar realizar acciones de calidad en el momento justo (en este caso el día del partido de fútbol) logrando llamar la atención de muchísima gente ser posible intentando invertir el mínimo en publicidad pero logrando conseguir el máximo en emociones (fuente: DiariDeTarragona).

Ejemplos de marketing emocional

Si quieres conocer más ejemplos de marketing emocional a continuación te presentamos algunas acciones impresionantes que resultan impactantes y sin duda han llamado la atención de muchas personas a lo largo y ancho del mundo.

Uno de los reyes del marketing emocional es Coca-Cola: desde sus publicidades musicales hasta las que apelaban a la emoción de forma totalmente directa como los emocionantes spots de Aquarius, sin duda un tipo de acciones que no dejan indiferentes a nadie.

Otra publicidad que siempre pone los pelos de punta y provoca muchísimas emociones son los anuncios de abandonos de perros, que sin duda tocan el corazón de cualquier persona o los anuncios de tráfico o de drogas que ponen los pelos de punta a cualquier persona y que sin duda hacen reflexionar a toda la sociedad.

Ventajas del marketing emocional

Por último cabe reseñar las principales ventajas del marketing emocional. En primer lugar se trata de un tipo de marketing con el que resulta mucho más sencillo fidelizar a los públicos y clientes porque la relación que se establece es mucho más cercana ya que la publicidad de este tipo apela directamente a las emociones, con lo que las empresas consiguen que los clientes incluso “se enamoren” de sus marcas.

En segundo lugar, este tipo de marketing es realmente interesante para conseguir posicionar una marca. Debes saber que sin duda para los clientes y consumidores de un producto o marca es mucho más sencillo el recordar emociones que no nombres o datos concretos y por tanto sin duda de esta forma se logra posicionar la marca de forma mucho más eficiente.

Por último, gracias a este tipo de acciones en la mayoría de casos se viralizan las campañas porque, aunque una persona no haya vivido una acción de una firma concreta es muy probable que le llegue gracias al “boca a boca” una de las formas más populares de difusión que todavía actualmente tienen las marcas y empresas alrededor del mundo.